El día que nos pasamos a la COSMÉTICA NATURAL Y ECOLÓGICA

Si buscamos por Internet las diferencias entre Cosmética convencional y Cosmética natural y/o ecológica podemos encontrar cientos de páginas llenas de información y, cuanta más buscas, más te das cuenta de lo ambiguo que es este campo. En una primera toma de contacto con este mundo, puedes volverte loca (literalmente) leyendo sobre el tema como si no hubiera un mañana y aun así seguirías dudando. Parabenos, sulfatos, aluminio, ftalatos, formaldehido… son elementos comunes en la cosmética convencional y de los que sabemos que tenemos que huir. Pero… OJALÁ fuera tan fácil!! Que si latín, que si inglés, que si palabras que me suenan a chino (aunque no lo sea), casi que antes cogemos la crema y nos dejamos de tanta lectura.

Ahora bien, solo hay una forma de reafirmarnos y convencernos de los beneficios de la cosmética natural/ecológica y esa es… PROBAR. Si después de todos los estudios científicos que se hacen en los que se demuestra lo tóxicos que son algunos ingredientes y, aún así, no te crees que esa crema pueda hacer mella en ti, entonces prueba una natural y verás la diferencia. Puedes notarlo desde el momento en el que abres el bote. Su textura, el color, incluso el aroma son pistas que nos indican qué tan bueno es un producto.

El día que nos pasamos 100% a la cosmética natural y ecológica fue el día después de BIOCULTURA BARCELONA. ¡Qué gran trabajo hacen! Ese día nos levantamos por la mañana siendo unas personas y nos dormimos siendo otras, algo dentro nuestro hizo un click. Allí hay charlas, talleres, contacto con las Sunshinemarcas BIO expuestas y personas a las que puedes preguntar directamente las dudas que tengas. Aunque tenemos que decir que ya llevábamos mucho tiempo metidas en el cambio e informándonos sobre estos temas, no fue hasta entonces cuando decidimos DEJAR de utilizar productos convencionales totalmente.

También es cierto que, a pesar de que muchas personas tienen claras las diferencias entre cosmética convencional y, por otro lado, natural/ecológica, el límite de separación entre cosmética natural y cosmética ecológica está más difuso. Y si a eso le añadimos el tema de los certificados, entonces ya la cabeza explota (al no existir una normativa, cada uno se impone sus propias normas… eso requiere otro post completo). Muchas veces, sobre todo al principio (en el momento de transición de un tipo de cosmética convencional a otra natural), podemos confundir términos que parecen sinónimos pero que en realidad no lo son. Por eso, vamos a centrarnos:

Cosmética natural: Pueden ser todos aquellos productos cosméticos con un porcentaje mínimo de ingredientes que provengan de la naturaleza, como plantas y extractos vegetales o animales.
Cosmética ecológica: Pueden ser todos aquellos productos cosméticos con un porcentaje mínimo de ingredientes que provengan de la naturaleza, como plantas y extractos vegetales. La diferencia radica en que un porcentaje de estos ingredientes provienen de la agricultura ecológica. Por lo que este tipo de cosmética es buena por partida doble, tanto para nuestro cuerpo como para el medio ambiente.

Por lo tanto, una cosa debemos tener bien clara!! El hecho de que una marca sea natural o ecológica NO significa que sea LIBRE DE CRUELDAD ANIMAL. Para estar seguras de que no testan en 8-9hqgiqgr4-victor-larracuenteanimales, deben tener el certificado cruelty-free. Por otro lado, para que sean VEGANAS, no basta tampoco con que sean naturales o ecológicas, puesto que este tipo de cosmética puede utilizar derivados de animales (miel, leche, carmín) y ser perfectamente natural y ecológica. Para estar seguras, la marca debe indicar específicamente que son VEGANAS. Aunque parezcan incoherencias, esta es una realidad que muchas veces no se explica.

Por eso, hay que estar siempre con los ojos bien abiertos y leyendo etiquetas… vale la pena!! Digamos NO a los tóxicos!!

14 thoughts

  1. Ya que nos habéis explicado vuestro salto a lo natural. Os voy a contar mi paso a lo natural también 😜 En mi caso, fue primero en alimentación ecológica (una urticaria hizo que diera el salto) y al observar los beneficios que tuve (desapareció), hizo que me replantease e investigase más sobre los tóxicos que nos rodean. Y mi sorpresa, fue descubrir la cantidad de “porquerías” que llevaba la cosmética que había utilizado toda mi vida. Y hablo de cosmética cara, entorno a unos 150 € cada “productito” 😱 Así que dar el salto a la cosmética natural, no solo benefició a mi piel, sino también a mi bolsillo 😂 (Me río por no llorar, que conste) 🙈 Un artículo interesante. Cierto es, que vegano no es sinónimo de natural, y que cosmética natural no es sinónimo de cosmética ecológica (me gusta más esta última, aunque tampoco soy demasiado “quisquillosa” con este asunto). Un BioBesote 😘 ¡Nos seguimos leyendo!

    1. Madre mia!! 150 €, lo pienso ahora y sí, duele mucho!! Más sabiendo que hay tantas alternativas sanas y eficaces… Pero bueno, nos ha tocado vivir en la época del cambio (supongo y espero!!) quizás dentro de unos años sea lo normal, recemos!! jajaja Muchas gracias Eli por compartir tu experiencia con nosotras!! 😀 Me encanta saber la historia de la gente con respecto a este tema, porque realmente cambia tu vida, besitoosss

  2. Muchas gracias por contarnos vuestra experiencia. Yo di el salto a lo natural hace algo más de un año ya, en mi caso fue por alergias y urticarias que me traían de cabeza. En todo este tiempo no he usado prácticamente nada de cosmética convencional, porque me deshice de casi todo cuando me detectaron la alergia. Y ahora ya no me imagino utilizando otro tipo de productos que no sean naturales.
    Leer INCI con el tiempo se ha convertido en una tarea mucho más fácil, ahora identifico los ingredientes más comunes mucho más rápido (y los tóxicos más comunes también), aunque reconozco que al principio fue muy duro, porque todo me sonaba a chino, como decís. Pero me encanta estar aprendiendo cada día cosas nuevas sobre el tema, no dejo de informarme y de leer mucho porque creo que la clave para conocer bien qué ingredientes le sientan bien o mal a nuestro cuerpo es una buena información.
    El cambio merece mucho la pena y se nota muchísimo en nuestra piel y nuestra salud. Así que yo grito con vosotras: ¡NO a los tóxicos!
    ¡Un besito!

    1. Totalmente Sonia! el cambio es brutal y muchas veces necesario… creo que a todas, sino a una gran mayoría, nos ha pasado esto de no querer saber nada de la cosmética convencional, mejor lejos!!
      En cuanto a los INCIS, sí… se necesita mucha fuerza de voluntad y ganas de aprender realmente, porque sino, entiendo que sea un tostón, son nombres kilométricos y muchas veces casi ni se pueden leer!! Suerte que los naturales se leen mejor, sino ya sería pedir mucho a nuestras cabezas jajaja
      Gracias por compartir tu experiencia con nosotras!! 😀 Digamos NO a los tóxicos!!

  3. Yo me pasé a lo natural por culpa (o gracias) a mi pelo, un poco más y me quedo calva XD XD los champús llenos de sulfatos duros y químicos varios me lo quemaban y tenía unos dolores de cabeza y una sensación de escozor y picor en el cuero cabelludo tremenda. También disfrutaba de etapas en las que aparecían brotes seborreicos y tenía que lavarme el pelo con champús que eran una mezcla de alquitranes… un desastre! Un día alguien me dijo que probara champús sin sulfatos y después de mucho buscar en los comercios y perfumerías habituales me di cuenta de que no había ni uno que pudiera usar. Me puse a buscar en internet y cuando empecé a leer lo que los champús normales hacían con mi cabello y mi piel, ya no pude parar. Más tarde descubrí parabenos, siliconas, parafinas y recuerdo perfectamente que me levanté de la silla, cogí el cubo de la basura y empecé a tirar botes. En casa creían que me había vuelto loca XD
    Es la mejor decisión que he tomado en mi vida, ahora nos reímos y cuando digo que este mes no vamos a reponer y que mejor compramos en el super me miran fatal y me dicen que ni hablar. Como bien comentáis, la calidad de un producto natural se nota simplemente al abrir el frasco, en su olor, en su textura, en la forma que reacciona la piel y el cabello. Creo que os gustará saber que ahora tengo super melena (los leones están calvos a mi lado 😉 ) y eso tiene parte buena y mala. La buena, es que más de un chico se ha tragado literalmente una farola o una papelera (jajaja) la mala es que tardo media vida en secarme el pelo y que gasto suavizante como si fuera agua XD
    En fin, que una cosa llevó a la otra y hace un par de años cambié el patio de mi casa por un huerto y lo último que nos hemos planteado es hacer nuestro propio pan, fiambres, dulces… ya no sabría vivir de otra forma, creo que cuando abres los ojos ya no los puedes volver a cerrar y fingir que no ves la realidad. Los tóxicos para quien los fabrica, si tanto les gustan que los disfruten 😉
    Muchos besotes!!

  4. No has podido explicarlo mejor María!!! me ha encantado tu comentario y como bien dices, una vez abres los ojos ya no los puedes volver a cerrar y fingir que ves la realidad. Por otra parte, me chifla saber que esa melena de leona no tiene desperdicio!! jajaja Aaay cómo te entiendo en lo de secarte el pelo y gastar suavizante a más no poder! a mí me pasa igual, lo malo es que me cuesta controlar la melena, es muy rebelde y muy difícil de amansar 😛
    No hay vuelta atrás, esa decisión ha sido una de las mejores que hemos tomado, bendito día!! jaja No a los tóxicos bien grande!!
    Gracias por compartir tu experiencia con nosotras guapa 😀 muchos besosss!!
    Por cierto!! Este finde probé de hacer pan también, que lo tenía pendiente de hacía un tiempo, y debo confesar que me pasé con la sal 🙁 aunque no estaba mal, pero hay que mejorar la técnica! a por ello!! muaaak

  5. Antes de nada daros la enhorabuena por el blog, ¡qué rincón más bonito habéis creado! Me ha encantado conocer vuestra historia y desde luego no veo mejor manera de comenzar esta aventura que conociéndoos mejor y sabiendo el por qué de vuestro salto a la cosmética natural. El mío fue hace muy poco, de hecho se puede decir que todavía estoy en ello y que no dejo de aprender cada día de todas vosotras, ¡Estoy encantada! Abrí un blog para contar mis experiencias y resulta que la que más está aprendiendo, soy yo, así que no puedo pedir más. ¡Un beso enorme chicas!

    1. Muchas gracias Marta!!! que tú nos digas que te gusta este espacio nos hace venirnos arriba jajaja!
      Dar el paso a la cosmética natural siempre es más fácil si encuentras apoyo y personas que sin querer te guían un poquito 🙂 creo que entre todas conseguimos precisamente esto, motivarnos y querer siempre saber más, que no es poco!! es genial poder compartirlo con gente que tiene gusto similares a los nuestros… nos leemos ahora también en este mundo de los blogs!! besitoooss

  6. Muy buena explicación, muchas veces se confunden términos. Llevo años alejada de los tóxicos en cosmética y lo único de lo que me arrepiento es no haber dado el cambio antes. Además vas encadenando con otros aspectos de la vida (alimentación, hogar, ropa, etc.). Después de años queriendo ir a una de las ediciones de Biocultura lo conseguí cuadrar el año pasado para ir a la de Bilbao y la experiencia fue fantástica, estaba como un niño en Disneyland 😂 Besos!

    1. Hola Laura!! Pues sí, creo que muchas coincidimos es en lo de arrepentirnos por no haberlo descubierto antes… todo un mundo del que poco sabíamos. Por suerte le hemos puesto remedio al asunto y ahora ya controlamos mucho más, incluso sabiendo lo que es verdad y lo que es mentira. La información es poder, así que el saber nunca ocupa lugar 🙂 Entiendo perfectamente eso que dices de sentirte como un niño en Disneyland jajaja todas las veces que hemos ido así nos hemos sentido también ;P Es una experiencia súper bonita y recomendable, además, no se si a ti te ha pasado también pero se respira un bueno rollo…!! En fin, que este año estamos deseando volver 😀 El tema de las comidas y la cosmética natural/ecológica los controlamos bastante bien… el tema de la ropa, la verdad es que no tanto, nos cuesta un poquito más, todavía estamos en fase pre-pre-aprendizaje jeejeje un besito guapa y gracias por comentar 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *